Búsqueda personalizada
Vida artificial

FUNDACIÓN TELEFÓNICA - ARTE y TECNOLOGÍA - Arte y Vida Artificial en la 12 edición de los Premios Internacionales Vida
-
VIDA ARTIFICIAL - Obras o propuestas artísticas dentro de un espacio híbrido entre la tecnología y lo artesanal o manual.

Desde sus inicios, Fundación Telefónica ha apostado por la innovación tecnológica relacionada con el arte como eje central de sus actividades. En este marco encontramos el concurso VIDA. Se trata de un certamen internacional que premia obras de arte electrónico realizadas con tecnologías de vida artificial.

La vida artificial es una ciencia interdisciplinar que crea sistemas artificiales imitando las propiedades de sistemas vivos. A pesar de que la disciplina pueda parecer ajena a nuestras vidas, muchas de las investigaciones de laboratorio sobre vida artificial tienen una importante presencia en productos de consumo que se han hecho cotidianos, como pueden ser las nuevas mascotas electrónicas infantiles (Tamagotchi, Dogz, Catz y muchos otros), video-juegos con personajes que evolucionan con el tiempo, o en interfaces inteligentes para teléfonos móviles y otros aparatos electrónicos que van "aprendiendo" información sobre el usuario. Sin duda, esta ciencia tendrá una creciente influencia en el futuro.

El término (concepto) "Vida Artificial" nació en 1987 en el Laboratorio de Los Álamos de Nuevo México bajo la dirección de un taller creado por el biológo Christopher Langton. Desde entonces, esta disciplina ha utilizado la informática para simular sistemas vivos. La vida artificial utiliza complejos algoritmos para crear, por ejemplo, criaturas digitales que evolucionan en espacios virtuales, o programar robots para que tengan reacciones humanas.

Un concepto clave de la vida artificial es el de "comportamiento emergente", que hace referencia al tipo de comportamiento que surge por una evolución del programa original. El programador lanza el sistema, pero a partir de allí es el sistema el que parece tomar vida propia y va evolucionando, tal como lo haría un sistema biológico.

La vida artificial es un campo polifacético que desde hace quince años los creadores están utilizando artísticamente. El arte de la vida artificial responde a la creciente tecnologización de la realidad, creando trabajos creativos que parecen mutar, evolucionar y responder con vida propia.

Ejemplo de obra artística de vida artificial podría ser unas criaturas digitales que sobreviven en un entorno virtual. A través de la pantalla podemos contemplar como estas criaturas buscan alimento, compiten con otras especies en el ecosistema virtual, se aparean para tener hijos y finalmente mueren.

A través de estas obras de arte, los creadores están planteándose importantes interrogantes sobre nuestra promiscua relación con las tecnologías y nuestra futura identidad como seres humanos. Estos artistas no pretenden crear artefactos con una funcionalidad específica, sino que trabajan de forma conceptual, utilizando el arte para reflexionar sobre como en nuestra cultura lo tecnológico y lo biológico se hacen cada vez más indistinguibles. ¿Hasta dónde debemos llegar los seres humanos en nuestra fagocitación de lo tecnológico? ¿Cuándo dejamos de ser humanos y nos convertimos en mecanismos tecnológicos?...

El arte es una herramienta de reflexión sobre la realidad. Una reflexión, también sobre lo biológico y lo tecnológico.

Muchas de las obras de vida artificial están interesadas en mostrar la "torpeza" de la tecnología. La tecnología no es más que un espejo de las torpezas humanas.

Más información:

www.fundacion.telefonica.com/arteytecnologia/certamen_vida/index.htm

FUNDACIÓN TELEFÓNICA

CONVOCATORIA CERTAMEN VIDA: VIDA 12.0 premia obras artísticas desarrolladas con tecnologías de vida artificial y sus disciplinas asociadas: la robótica, la inteligencia artificial, etc.

Se buscan obras de arte que tengan comportamientos emergentes, que evolucionen con el tiempo, que reaccionen a su entorno y que parezcan tener vida propia.

VIDA 12.0 también busca proyectos que relacionen lo tecnológico con lo biológico, y que investiguen las características sintéticas de la vida contemporánea.

En años anteriores se han premiado proyectos artísticos realizados con robots, avatares electrónicos, algoritmos caóticos, knowbots, autómatas celulares, virus informáticos, ecologías virtuales que evolucionan con la interacción del participante, arquitecturas interactivas, obras de realidad aumentada y trabajos que profundizan en aspectos sociales de la vida artificial...

Más información:

www.fundacion.telefonica.com/arteytecnologia/certamen_vida/index.htm

Galería (museo) Virtual de Fundación Telefónica - GALERÍA VIDA

El concurso VIDA ha asumido el reto de dar forma a una disciplina emergente. Las más de 100 obras premiadas a lo largo de estos años no sólo representan un referente de excelencia a nivel internacional sino que constituyen, además, un fondo inestimable que documenta la evolución del arte electrónico en una de sus facetas más relevantes.

Para reforzar su compromiso con esta tarea de promoción y documentación, Fundación Telefónica ha puesto en marcha la Galería VIDA - www.fundacion.telefonica.com/galeriavida - que, transcendiendo los límites del museo tradicional, da cabida a las piezas ganadoras de ediciones pasadas y futuras y constituye una plataforma de reflexión en torno a la vida artificial, el arte y las nuevas tecnologías.

La cueva mágica, Hylozoic Spoil, del artista canadiense Philip Beesley ha ganado la undécima edición de los Premios Vida de Telefónica, que reconocen las mejores obras de técnicas y conceptos de vida artificial.

El hilozoísmo, una concepción filosófica que considera la materia como algo vivo, inspira Hylozoic Spoil, la obra del artista canadiense Philip Beesley.
Se trata de una asombrosa cueva luminosa formada por helechos y estalactitas de acrílico, látex, metal y láser, que tiemblan y se estremecen al paso de los visitantes, acariciándoles y envolviéndoles. Con el objetivo de reconciliar procesos naturales y mundos artificiales y eliminar los confines entre el entorno y el organismo.

Philip Beesley utiliza materiales reactivos y membranas reflexivas, formadas por una red de sensores distribuidos, activados por docenas de microprocesadores, que genera oleadas de movimientos en respuestas a la presencia de los humanos.

Más información:

http://philipbeesleyarchitect.com/

 

Página web relacionada:


Las instalaciones de vida artificial de Christa Sommerer y Laurent Mignonneau involucran al público en el acto mismo de la creación. Son visitantes no hay vida en los espacios que crean y los visitantes deben interactuar con el sistema.

Christa Sommerer y Laurent Mignonneau son dos de los artistas más reconocidos e innovadores dentro del panorama internacional del media art y el arte interactivo. Su obra desarrolla de forma natural e intuitiva interfaces interactivas que aplican principios de la teoría de sistemas vivos relacionados con la ecología, la vida artificial y las ciencias de la complejidad. Son un ejemplo perfecto de interrelación entre arte y ciencia... >>>

+ info en:

 
lo+buscado
OTROS TEMAS INTERESANTES
PÁGINAS RECOMENDADAS