Búsqueda personalizada
Marina Abramovic, el arte de la performance

Marina Abramovic (Belgrado, Serbia - 1946), es una de artista de performance que se ha hecho célebre por investigar y explorar los límites de su propio cuerpo y de sus mente (llevándolos hasta los extremos de los soportable).

La llaman la "abuela de la performance" porque su trabajo pionero en esta disciplina la ha convertido en referencia ineludible.

Marina Abramovic aborda su trabajo con verdadera pasión, convirtiendose en parte absoluta e imprescindible de su vida.

En 2009, Marina Abramovic presentó en el Teatro de la Laboral de Gijón, una videoinstalación en cinco pantallas titulada "Ocho lecciones de vacío con un final feliz", un proyecto se realizó en Laos con niños de cuatro a siete años que escenifican inquietantes acciones de guerra. La inocencia de los pequeños en actitudes de máxima violencia crea imágenes turbadoras, como las de unas niñas que duermen en una cama de sábanas rosas amarradas a sus fusiles (de plástico y de fabricación china, según explica la artista).

En palabras de la artista sobre el contenido de "Ocho lecciones de vacío con un final feliz":

"El significado (de "Ocho lecciones de vacío con un final feliz") es mucho más sobre el fruto de nosotros mismo. Los niños son nuestro futuro, nuestro destino, qué les espera a nuestros hijos en una sociedad corrupta, violenta. Si le pides a un niño de cinco años que interprete una ejecuciónm sabe perfectamente cómo hacerlo. Lo ven en la televisión, en Internet, en todas partes. Es a lo que están expuestos. Y eso pasa en todas partes... Eso es lo que estamos haciendo a los niños, que son nuestro futuro y son el futuro de este planeta. Así que (el significado) es sobre la humanidad, no es político".

Las performances de Marina Abramovic resultan una serie de experimentos con su cuerpo y su mente de tal manera que descubra los límites en su control y resistencia. Intentando alcanzar diferentes estados mentales (de consciencia).

"Mi trabajo no es sobre el dolor, sino sobre alcanzar diferentes estados mentales. El dolor es como una puerta secreta que hay que abrir para llegar a otras partes de uno mismo. Hay muchas culturas desde los indios amazónicos, China, India.... donde los chamanes hacen ceremonias que llevam a distintos estados de dolor para alcanzar otros estados de consciencia. Para mí el dolor es una herramienbta, no un fin".

Marina Abramovic afirma haber aprendido mucho tras llegar tan lejos con su mente y su cuerpo (con las transformaciones experimentadas física y mentalmente, y que intenta transmitir al público mediante sus performances).

"El tiempo que vivimos es tan corto que hay que parar y ser conscientes del presente. Los artistas tienen que lograr que la gente pare un rato y venga al aquí y al ahora".

Página web relacionada:

Johan Lorbeer - www.johanlorbeer.com/ - es un artista street performer alemán. Se hizo famoso en los últimos años debido a sus performances "Still-Life" (Naturaleza muerta), que tuvieron lugar en espacios públicos. Sus instalaciones "Proletarian Mural" y "Tarzán" son muy famosos en Alemania...

Más información en:

>>> www.arteytendencias.com/performances.html >>>

 
lo+buscado
OTROS TEMAS INTERESANTES
PÁGINAS RECOMENDADAS